«

»

JAMin: masterizar audio en Linux

JAMin una aplicación que permite masterizar audio con calidad profesional con un número ilimitado de entradas de sonido. Para el masterizado del audio cuenta con varios ecualizadores, compresores, limitadores y otras herramientas.

JAMin hace uso de JACK para canalizar las entradas de sonido, por lo que basta con seleccionar las entradas que queremos que se filtren y hacia donde queremos enviarlas para ponerlo en funcionamiento.

En la imagen vemos como primero enviamos la señal de entrada hacia JAMin. Una vez procesada, se envía a Ardour para grabarla. Finalmente la salida de Ardour se envía de vuelta al sistema para que se reproduzca.

Al igual que en este ejemplo para masterizar directamente de la entrada de audio hacia Ardour, también podríamos realizar la masterización desde la salida master de Ardour hacia el mismo, grabando una nueva pista con salida de Ardour después de haber sido procesada con JAMin.

 

Interface

JAMin incluye una gran cantidad de parámetros con la que podremos modificar las entradas de de sonido que recibe.

En la parte superior izquierda tenemos el control de tiempo, para iniciar la reproducción y avanzar o retroceder.

Esto es útil, por ejemplo cuando estamos trabajando con programas como Ardour, cuando lo configuramos para que se sincronice el control de tiempo con JACK, de forma que desde otros programas, como JAMin en este caso, podamos iniciar la reproducción y movernos por la línea de tiempo.

En la parte superior de la interface está también el control de Scenes, con el que podemos establecer los parámetros que queremos asignar a cada parte de la grabación.

Hay 20 configuraciones que podemos almacenar. Para hacerlo basta con pulsar el botón derecho y elegir la opción Set, para activar una Scene. Tras esto asignamos los valores que queremos guardar y volvemos a pulsar botón derecho y Set para almacenar estos valores.

Una vez que hemos almacenado los parámetros de distintas Scenes, para cambiar entre ellas lo podemos hacer con el botón derecho del ratón y Set o directamente pulsando un número con el teclado. Al pulsar un número del 1 al 0 se accede a los primeros 10 valores almacenados. Si además del número pulsamos la tecla de mayúscula, accederemos a los valores del 11 al 20.

Para ecualizar la señal disponemos de dos tipos de ecualizadores, el ecualizador de 30 vías y el ecualizador gráfico, con el que podemos dibujar con el ratón la línea con la que queremos realizar la ecualización, así como establecer la división de lo que se considerará como valores bajos, medios y altos.

El analizador de espectro muestra los valores de la señal en referencia al ecualizador de 30 bandas. Además de esto muestra sus valores máximos, para ayudarnos a ecualizar correctamente.

En la parte inferior podremos establecer los valores que se asignen al compresor. Estos valores se pueden ver reflejados en las curvas de compresor, en la parte superior, donde se muestran independientemente para valores bajos, medios y altos.

 

Masterización

La mayoría de controles disponibles cuentan con la opción Bypass, con la que podremos ignorar los valores asignados y de esta forma hacer pruebas para ver cómo influyen los parámetros que estamos estableciendo en el resultado final.

Uno de los elementos que tendremos que tener en cuenta es el valor de entrada de la señal, para evitar que sea demasiado baja ni demasiado alta para conseguir un sonido lo suficientemente alto y que no pierda calidad de sonido ni añada distorsiones no deseadas.

 

En la zona del limitador podremos establecer parámetros para potenciar la señal (Boost) y los valores con los que queremos limitarla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>